Gente que se dio una vuelta


© Copyright

Si querés copiar y pegar, claro que podés; pero citá la fuente, ¿sí?. Gracias.

1 de febrero de 2010

Febrero llegó

"Sublime el sueño que me dejó en el lugar justo donde estoy" (León Giego)

Y llega mi cumpleaños nº 39. Un poco de vértigo, último año de la década. Pero con muchas cosas buenas: experiencia, autoridad en ciertos temas, algunas síntesis que comienzan a cerrar, otras que se abren. Y ganas, sobre todo ganas. ¿De qué?. Lo primero que me sale es fidelidad: al sueño, al deseo que mueve. Deseo, sobre todo, de hacer reino, de caminar con otros/as en esta búsqueda, de celebrar encuentros, de ir "de comienzo en comienzo", al decir de Gregorio de Nisa.
Y poder, a la vez, reposar la mirada en lo hecho, lo adquirido, lo caminado. Y alegrarme/nos por tanto. Vengan, los invito a ir descubriéndolo.

2 comentarios:

JoBi dijo...

La verdad es que no duele. Sólo reflexionas. Piensas. Y echas la vista atrás...

Pablete dijo...

Cierto es que no duele; y al mirar atrás, ya hay cosas que se pueden cosechar, o al menos, falta poco para que estén en sazón.